Noticias

02-03-2020 mujer
ARTÍCULOS

PIB per cápita en Chile podría aumentar en 20% si mujeres participaran en igual proporción que los hombres

Las desigualdades existentes en ocho indicadores posicionan a Chile en un rango inferior al promedio regional de América Latina y el Caribe, y muy por debajo de las economías de ingreso alto de la OCDE.Múltiples han sido las iniciativas que se han realizado en los últimos años para fomentar la participación de las mujeres en el mundo profesional y ejecutivo, tanto en la empresa privada como en el ámbito público. Sin embargo, al visualizar un plano general de Chile respecto de otros países, se observa que aún existen tareas pendientes. Esta es una de las principales conclusiones que se desprenden del informe Mujer, Empresa y el Derecho 2020 del Banco Mundial, donde se analizan las desigualdades existentes en 190 economías, alentando la reforma de leyes discriminatorias que inciden en las oportunidades de ellas.

Según la última versión del estudio, Chile obtiene una puntuación de 77,5 de 100 en el índice Mujer, Empresa y el Derecho, ubicándose en un rango inferior al promedio para América Latina y el Caribe, que es de 79,2 puntos, como también bajo el promedio de las economías de ingreso alto de la OCDE, que alcanza a 94,6. Eso sí, Chile se ubica levemente por sobre el promedio mundial: 75,2 (ver infografía).

El Banco Mundial da una vuelta económica al problema global, para evidenciar los beneficios tangibles que no estarían siendo percibidos por la actual brecha de participación laboral. La private sector development specialist del organismo, Isabel Santagostino, afirma que a nivel mundial los países están perdiendo US$ 160 mil millones a causa de las diferencias en los ingresos de mujeres y hombres (Banco Mundial 2018). ‘Además, un estudio de la consultora McKinsey determina que si las mujeres tuvieran el mismo rol que los hombres en el mercado laboral, el PIB global aumentaría y los mayores incrementos tendrían lugar en la India y América Latina’, precisa.

En Chile, si las mujeres participaran en el mercado del trabajo en la misma proporción que los hombres, significaría un aumento del 20% en el ingreso o PIB per cápita. ‘Esto se debe a que las mujeres pueden ser mucho más productivas en el mercado laboral que en sus hogares. El hecho de que esta fuerza laboral permanezca en casa no solo reduce la generación de ingreso de los hogares, sino también reduce la productividad y el crecimiento en el país en su conjunto. Es por esto que reducir la brecha de género en la participación en la fuerza laboral, que corresponde a más del 30% en América Latina y el Caribe, podría llevar a un aumento del PIB’, agrega Santagostino.

Reformas

Según explica la legal analyst de Women Business and the Law del Banco Mundial, Nisha Arekapudi, ningún país puede alcanzar su máximo potencial mientras persistan brechas entre hombres y mujeres. Agrega que si bien lograr la igualdad de género requiere un esfuerzo conjunto de diferentes actores, las reformas legales son el primer paso importante hacia la igualdad de oportunidades. ‘El estudio demuestra que donde hay mayor igualdad de género en la ley, más mujeres trabajan y son mejor pagadas. Esto beneficia no solo a las mujeres, sino también a sus familias, comunidades y a la economía de los países’, dice.

Compuesto por ocho indicadores, el índice 2020 de Mujer, Empresa y el Derecho analiza la legislación calificada en Movilidad, Trabajo, Remuneración, Matrimonio, Parentalidad, Emprendimiento, Activos y Jubilación. En el desglose, Chile tiene una puntuación de 100 en solo dos: Movilidad y Parentalidad.

Desde la otra vereda, los indicadores de Matrimonio y Activos son los con menor puntuación en el país. Esto, explican ambas expertas, se debe a que, en el primer caso, las mujeres no pueden ser jefas del hogar de la misma manera que los hombres, además de que —en caso de divorcio— ellas están sujetas a un período de espera antes de poder volver a casarse, restricción que no aplica para ellos. En cuanto a los Activos, la legislación chilena no tiene iguales derechos de propiedad sobre los bienes inmuebles. Bajo el régimen matrimonial predeterminado de sociedad conyugal, el hombre tiene la autoridad de administrar el patrimonio de ambos a menos que los cónyuges hayan optado por la separación de bienes o participación en los gananciales.

Ganar terreno en cargos de responsabilidad

Según la coach y socia directora de Dinámicas Humanas, Daniella Perinetti, existe una necesidad imperiosa de avanzar en un marco legislativo que otorgue más garantías y facilidades a las mujeres, especialmente en el ámbito del emprendimiento. ‘Esto permitiría que más mujeres puedan desarrollarse de manera exitosa, equilibrando el ámbito familiar con el laboral, de acuerdo con sus necesidades y posibilidades’, asegura. 

Sin embargo, la independencia no lo es todo según los expertos. Una segunda derivada más cultural y que tiene directa relación con los modelos visibles que generen ambición en términos del desarrollo laboral es la presencia de mujeres en cargos de responsabilidad. 

Daniella Perinetti explica que se ha percibido un aumento paulatino de mujeres en cargos gerenciales. ‘Sin embargo, todavía tenemos el desafío de no solo ir equilibrando la cantidad de mujeres en cargos de responsabilidad, sino también de legitimar el ejercicio del liderazgo desde lo femenino, que desde nuestra perspectiva crea nuevas posibilidades de relación al interior de las organizaciones, construyendo entornos relacionales más amables sin perder el foco en los resultados’.

Fuente: El Mercurio