Noticias

23-03-2020 teletrabajo
ARTÍCULOS

El 52% de las empresas no había aplicado teletrabajo con anterioridad al coronavirus

Pese a la crisis social que estalló en octubre pasado, la modernización digital no se había consolidado forzosamente hasta estos últimos días, donde obligados por la rápida expansión del covid-19, el 87% de los trabajadores mudaron las oficinas a sus hogares.

Cientos son los casos de coronavirus que se contabilizan en el país, número que se espera crezca de manera exponencial en las próximas semanas, obligando a las empresas a generar replanteamientos en su forma tradicional de trabajo mutando hacia el home office de sus colaboradores.

Pero, ¿están realmente preparadas para afrontar una crisis de este tipo? o ¿tienen planes de acción para seguir funcionando de manera eficiente ante cualquier imprevisto de alto impacto nacional? Según un sondeo realizado por Trabajando.com, el 52% de las firmas no había implementado la modalidad remota de trabajo con anterioridad al coronavirus, incluso ni siquiera con la crisis social que estalló en octubre pasado y que generó diversas dificultades en el quehacer nacional.

Asimismo, el 54% declara que no tiene diseñado, desde el área de recursos humanos, un plan de acción de apoyo a sus trabajadores en caso de haber uno o más infectados. El gerente general de la plataforma laboral, Ramón Rodríguez, advierte que ‘llama la atención el que los planes de contingencia hayan estado muy enfocados a la tecnología, dejando a otras áreas de lado. Es esencial que existan acciones establecidas previamente ante un eventual problema o riesgo de salud, como la pandemia que nos afecta hoy, para resguardar a los trabajadores. Estamos viviendo una realidad donde las personas debemos cuidarnos entre todas y eso no estaba en la mentalidad de muchas organizaciones’.

El coach y socio fundador de Dinámicas Humanas, Pablo Fuenzalida, opina que ‘las herramientas digitales de conexión remota se convertirán en la estrella del minuto y todos aprenderemos a ocuparlas, no solo para sostener la labor diaria en la empresa, sino también para relacionarnos más allá del trabajo’.

Fuenzalida precisa que, a diferencia de lo sucedido en el estallido social, donde la necesidad del teletrabajo se vivió por un hecho externo y no por una definición de la empresa, ahora las compañías se encuentran en un proceso de preparación consciente para migrar hacia esa modalidad por, al menos, unos meses. ‘Esto hará que el paradigma en torno a esta manera de trabajar cambie y las eventuales resistencias disminuyan’, asegura.

El vicepresidente de Citrix para Latinoamérica y el Caribe, Juan Pablo Jiménez, añade que las empresas deben anteponerse a las dificultades, pero que muchas se resisten a adaptarse a este modelo porque suelen tener buenos resultados. ‘Es necesario que cuenten con las herramientas óptimas para poder llevarlo a cabo en caso de necesitarlo. Que ofrezcan un nivel de tecnología que dé a los empleados el acceso, sin problemas, a todas las aplicaciones que necesiten desde cualquier dispositivo, lugar y red, de forma segura’.

Operarios entre los más desfavorecidos

El sondeo también arrojó que las empresas reaccionaron rápido en entregar la opción de teletrabajo a sus empleados. De hecho, el 87% de las firmas ha otorgado la posibilidad de trabajo remoto a todos quienes puedan realizar sus funciones de esta manera. Por tipo de cargo, los operarios quedan atrás, pues solo el 43% ha podido realizar sus labores desde el hogar en comparación con los cargos directivos y gerenciales (78% y 84%, respectivamente).

Esto se debe, en general, a que los operarios poseen una menor digitalización de sus trabajos, lo que les imposibilita desempeñarse remotamente. En cuanto a la preparación técnica y digital, el 64% de los trabajadores dice que su empleador le ha entregado notebooks para facilitar el trabajo remoto, un 49% que habilitaron conexiones VPN (red privada virtual) y un 44% se encuentra trabajando a través de plataformas web.

Fuente: El Mercurio